El verano es una de las épocas del año más propensas para que se desencadene un incendio. Sobre todo hablamos de campo o bosque, pero en las casas también hay que tener especial atención.

Consejos para proteger tu casa del fuego en verano

Para evitar un incendio en tu casa en verano, te dejamos varios consejos que son fundamentales. Si llevas a cabo todos ellos, las posibilidades de que se origine un fuego en tu casa serán inferiores. La prevención es fundamental y para eso estamos nosotros.

  • Vigila bien la cocina: este es un consejo que vale para cualquier época del año, pero en verano adquiere un especial interés. En las cocinas normalmente no tenemos aire acondicionado y suelen ser lugares con temperaturas muy altas. Un aceite que prende o un horno pueden ser focos de incendio.
  • Tantos cables no es buena idea: sabemos que hace mucho calor. Es normal que tengas el aire puesto, el ventilador o la nevera a tope. Pero ten cuidado, cuando saturamos el sistema eléctrico se puede originar un fuego. Lo mejor es solo encender el aire en la habitación en la que estemos y asegurarnos que la nevera no está haciendo un sobresfuerzo para enfriar.
  • Cuidado con las barbacoas: si tienes jardín seguro que te encanta hacer barbacoas con la familia. Es una idea genial, pero siempre que tengas especial atención al fuego y lo apagues oportunamente cuando termines. Una pequeña chispa en verano puede originar un fuego en solo unos segundos.
  • Las colillas, siempre al cenicero: sabemos que mucha gente fuma en casa, pero siempre hay que tener cuidado con las colillas. Si estamos en el césped o en un patio hay que tener mucho cuidado en dónde las dejamos. En cuestión de pocos minutos, el calor y el sol pueden hacer que prenda.