Son muchas y constantes las noticias que salen casi mensualmente sobre algún tipo de nueva tecnología o material en el sector contra incendios. En su día ya hablamos del extintor que apaga el fuego con sonido o del extintor FKO. Pues parece ser que ha surgido una nueva idea, en este caso relacionada con el material del propio extintor: la fibra de vidrio.

La idea: fibra de vidrio

La idea surge como un proyecto de I+D+i entre la Universidad de Salamanca y la empresa Fire Ice. Consiste en cambiar el metal que cubre el extintor desde sus inicios en el siglo XIX por materiales compuestos.

El material elegido es la fibra de vidrio tipo E en rowing. Entre sus características se encuentra la de ser una fibra continua que se presenta entretejida, siendo esta una condición indispensable ya que permite elegir los ángulos que son necesarios para reforzar  los puntos del extintor donde la presión es mayor. La principal dificultad ante esta idea es la de determinar la cantidad de fibra que es necesaria y la orientación que debe darse a la misma para que el extintor pueda aguantar la presión, que normalmente alcanza 14 bares, además de las pruebas hidráulicas, donde se somete a 60 bares de presión.

¿Qué ocurre con el material actual?

Según un estudio del mismo ingeniero que está trabajando en el desarrollo de la fibra de vidrio, Roberto García Martín (ingeniero de Materiales y profesor en la Escuela Politécnica Superior de Zamora), la debilidad de los extintores actuales es el material. El metal no trabaja bien en ambientes corrosivos como puede ser el mar, son pesados, el proceso de pintado es caro, los puntos de soldadura necesarios para acoplar complementos son conflictivos, la resistencia a los impactos es limitada y el material es muy conductor.

Ante tal proyecto seguiremos estando informados ante lo que parece ser una nueva vuelta de tuerca en el mundo de los extintores. ¡Quedamos a la espera!