Las piscinas en verano son uno de los lugares más frecuentados por todos nosotros. No es para menos cuando las temperaturas marcan máximas de casi 40oC. Sin embargo, las piscinas y los jardines pueden ser peligrosos, ya conocemos varias noticias este año sobre muertes por ahogamientos e incendios. Por ello, hoy os traemos unos tips sencillos para poder estar un poco más alerta y ¡a pasarlo bien!

Piscinas en verano: seguridad

Con estos consejos que te vamos a dar podrás disfrutar de un día de piscina mucho mucho más tranquilo:

  1. Ten siempre a mano flotadores o manguitos para los más pequeños. A veces parece que en una piscina pequeña no es necesario, pero nunca sabemos cuándo pueden saltar a una piscina más grande o a una zona donde no den pie.
  2. La barbacoa lejos. Sabemos que la barbacoa es casi imprescindible para un día de piscina, pero ten cuidado con los más pequeños. También vigila que no esté cerca de ninguna zona arbolada, una simple chispa puede originar un incendio.
  3. Siempre un adulto en la piscina. Puede ser peligroso dejar solo a los más pequeños, incluso si están acompañados por hermanos mayores que en casos de emergencia no saben responder adecuadamente.
  4. Las brasas se apagan ¡con agua! Parece obvio pero muchas veces dejamos que las brasas se apaguen por sí solas. Eso, sumado a las altas temperaturas, puede ser el origen de un fuego.
  5. Un extintor siempre a mano. No es caro, es fácil de usar y puede salvarnos en una situación muy peliaguda.
  6. Salida siempre a vista. Si en un momento dado tenemos que salir rápido del jardín, siempre nos tenemos que asegurar que sabemos dónde está la salida y que ésta no está obstruida.

Como veis son consejos muy sencillos, porque lo importante es ¡disfrutar!