Como pasa todos los años, nos hacemos una serie de propósitos de año nuevo para mejorar en lo personal y en lo profesional. Este año toca una de las cosas más importantes: tu seguridad.

Propósito de año nuevo: ¡la seguridad en tu hogar!

La seguridad debe ser no solo uno de los propósitos de este año nuevo, debe ser EL propósito. Y es que la prevención es fundamental para que tu familia se encuentre segura en casa. Pero ¿cómo me puedo proponer algo así y conseguirlo?

Uno de los problemas que más amenazan a los hogares, más en invierno, es el fuego. Un incendio puede tener lugar por una estufa, una tela cerca de un fuego, una instalación eléctrica defectuosa o un descuido en la cocina. Todo ello hace que los incendios se produzcan de forma más que usual en nuestros hogares.

Nadie puede asegurarnos que no tendremos algún percance de este tipo, pero siempre podemos prevenir. Si tomamos algunas conductas en materia de prevención, muy sencillas todas ellas, podemos evitar más fácilmente que un fuego amenace nuestro hogar.

¿Cuál es nuestro propósito de año nuevo? Más prevención a raíz de estas premisas básicas para llevar a cabo en casa:

  • Tener en buenas condiciones todas las instalaciones eléctricas de la casa
  • Si se cocina, ¡siempre alguien en la cocina!
  • Si tenemos una chimenea siempre debemos tener algún conducto de ventilación abierto, sea una ventana o una puerta.
  • Nunca dejamos una estufa o un fuego encendidos mientras dormimos.
  • ¿Fumar en la cama? No es necesario y sí muy peligroso.
  • Intenta alejar cortinas y mantas de las estufas o las chimeneas.
  • Y lo más importante de todo: si tienes hijos, ¡doble cuidado en invierno!